Consiste en colocar unos dispositivos pegados sobre los dientes para llevarlos a la posición deseada consiguiendo una correcta función, oclusión (mordida) y estética, armonizando el conjunto dentario con la cara del paciente.

Son los brackets, metálicos o de zafiro (estéticos) - vulgarmente llamados "chapitas" o "estrellitas" - sobre los que colocamos unos arcos que generaran la fuerza necesaria para llevar los dientes a su lugar correcto.

Se pueden combinar con otro tipo de aparatos en función del estudio detallado que precise cada caso.

Financiamos su tratamiento sin intereses

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted