Este es uno de los procesos internos más importantes de todos los que se efectúan en la clínica.
La limpieza del instrumental una vez utilizado se realiza siguiendo estrictos protocolos:

Una vez utilizado en boca el material va a una cuba donde permanece un tiempo determinado sumergido en una solución que inactiva cualquier resto orgánico.
A continuación es cepillado y aclarado.
Se sumerge en otra solución en baño de ultrasonidos durante 15 minutos.
A continuación se lava, se seca, se clasifica, se embolsa y pasa al ciclo de esterilización en autoclave de clase B con vacio fraccionado realizándose el ciclo adecuado al tipo de material clasificado.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted